PEQUEÑA HISTORIA MEDIEVAL DE SEGOVIA

La ocupación musulmana de la península (711) supuso el fin de la etapa visigoda y el principio de la reconquista. Segovia, en estas fechas era una tierra sin dueño y totalmente desorganizada.

Supuestamente allá por el año 800, el norte de la provincia estaría sometido al Califato Omeya de Córdoba. Por el año 900, los monarcas leoneses decidieron agrandar su territorio, marcado por la frontera natural del cauce del río Duero, y lo llevaron a cabo por las tierras segovianas.

Estas incursiones fueron llevadas a la práctica por el Conde de Castilla Don Fernán González, y por el Conde de Monzón Don Asur Fernández.

Tras estos avances, el califato de Córdoba lanzó la campaña de Abd Al-Rahman III (939), su principal objetivo era Simancas, pero por el camino, ya de paso, ataco la fortaleza de Mdmb, (¿Coca?), a la vuelta de Simancas y tras recibir petición de ayuda de los musulmanes de la zona, no dejó allí "Castillo que no destruyese, aldea que no arrasase, ni medio de vida que no acabase" , desgraciadamente pudieron dar fe de la certeza de estas palabras las localidades de Ayllón, Maderuelo y Montejo.

Por estas fechas (940) el Conde de Castilla controlaba y repoblaba la zona de Sepúlveda, mientras que el Conde de Monzón, hacía lo propio con el curso bajo del rió Duratón, abarcando desde Peñafiel hasta Sacramenía.

Con la aparición del nefastamente célebre caudillo musulmán Almanzor, en el último cuarto del siglo X, la cosa cambia, ya que recuperó las plazas de Cuellar (977) Sepúlveda (979) Sacramenía (983) y de nuevo Sepúlveda (984), sustituyendo la incipiente población cristiana por guarniciones musulmanas en las fortalezas que había recuperado.

Con la muerte de Almanzor (1002) y de su hijo, se generó una crisis en el Califato que aprovechó el Conde castellano Sancho García para reconquistar (Sepúlveda, Ayllón y Montejo) en el año (1011). Con el desmembramiento del Califato de Córdoba (1031) y el principio de unión de las Coronas de Castilla y León (1037) surge una etapa de tranquilidad en la marca fronteriza, que sirio para consolidar las poblaciones existentes.

Pero si hay un personaje crucial en la historia medieval segoviana, este es sin duda Alfonso VI, ya que el monarca integró, plena y definitivamente este territorio, en el espacio político castellano, lo que acabó con tres siglo de desorganización administrativa.

Alfonso VI confirmó en el año 1076 el famoso Fuero de la Villa y Tierra de Sepúlveda, este notable hecho trajo consigo un nuevo modelo de administració política: el concejil.

Sepúlveda se convirtió en la cabeza político, militar y eclesiástica del territorio segoviano, que todavía estaba libre del control de la monarquía castellana.

Con la conquista de Toledo en 1085 y el desplazamiento de la marca fronteriza al río Tajo, Segovia se libro de acontecimientos bélicos, tanto que desde el reinado de Alfonso VI, ningún ejercito musulmán volvió a transitar por tierras segovianas. Y eso pese a las importantes derrotas militares de Sagrajas (1086) y Uclés (1108).

Tras la muerte de Alfonso VI en el año de 1109, el territorio segoviano es disputado por castellanos y aragoneses. En octubre de 1111, Alfonso I de Aragón, en coalición con Don Enrique de Portugal, derrotó a la reina Doña Urraca en la localidad de Cantespina (territorio de Sepúlveda). En abril de 114 los segovianos mataron a Alvar Háñez, estrecho colaborador de la reina Urraca y entregaron la ciudad a Alfonso I.

En el verano de 1118, Segovia, se levanto de nuevo contra la reina Urraca cuando esta, se encontraba en la ciudad. Todo indica que la influencia aragonesa de Alfonso I se mantuvo en segovia hasta el año 1122.

Con el pacto de Tamara (1127) firmado por Alfonso VII de Castilla y Alfonso I de Aragón, se establecieron las areas de influencia de cada reino y supuso para Segovia, el fin de la influencia aragonesa.

A partir de este momento Segovia vuelve a tomar importancia en la historia y pasa de ser una zona para repoblar y en continua batalla, a ser un territorio bien articulado política y administrativamente, de donde salen repobladores y tropas para la las campañas de reconquista en tierras situadas mucho mas al sur.

En el reinado de Fernando III (1217 - 1252) se consolidan definitivamente los reinos de Castilla y león, en la persona del propio Fernando III y tras la muerte de su padre, Alfonso IX de León en el año 1230.

Desde el año 1120 y tras la restauración de la diócesis, la ciudad de Segovia fue sustituyendo poco a poco en importancia a la ciudad de Sepúlveda.

Mapa interactivo de Segovia

INICIO WEB